La experiencia de aceleración en España
5 (100%) 3 votes

En 2015 tuve la oportunidad de participar en un programa de aceleración en España. Fue una experiencia muy enriquecedora en muchos aspectos. En este artículo quiero contar en qué consistió y qué aprendí.

El Proyecto Satiu

A mediados de 2014 comencé un proyecto que llegaría a ser muy importante en mi vida laboral: Satiu. Aunque no era la primera empresa que emprendía, si resultó ser la primera startup tecnológica que he hecho.

Satiu es una aplicación web que permite encontrar profesionales y centros de salud. Si aún no la conoces, te invito a que la visites.

Con Satiu aprendí muchísimo de la movida emprendedora. En cierto momento de la fase temprana del proyecto, me di cuenta que no poseía todas las capacidades para llevar a cabo todo lo que se requería.

Entonces hice una lista de las capacidades y recursos necesarios para al menos comenzar esta iniciativa.

Para cubrir los roles básicos conseguí que Mary Padrón se hiciera CFO y que William Arteaga se convirtiera en el CTO.

Además yo mismo obtuve una certificación en Marketing Digital en el IESA para cumplir mejor mis funciones como CEO.

Cuando ya tenía un Producto Mínimo Viable (MVP, por sus siglas en inglés), comencé a visitar a quienes son los clientes objetivo de esta startup: Profesionales de la salud.

En menos de 2 meses visité como a unos 400 personalmente, en sus consultorios. Lo que recibí como feedback, aunque no era tan halagueño como pensaba, me estimuló a seguir trabajando en Satiu.

Cómo comenzó lo de la aceleración en España

Por supuesto, actualicé mis perfiles de Linkedin y Twitter para incluir en mi biografía que estaba desarrollando el proyecto Satiu.

Cierto día me comenzó a seguir en Twitter un emprendedor e inversionista llamado Rafa Aguado. Por supuesto, también le seguí de inmediato.

Cuando revisé su perfil, me di cuenta que era el CEO de Bolt, una aceleradora española, así que visité su sitio web. Pues bien, estaban aceptando solicitudes, así que comencé a llenar la de Satiu.

En la fase de arranque de cualquier startup, una de las principales responsabilidades del CEO es buscar recursos y conseguir inversión para mantener las operaciones.

Así que completar solicitudes para aceleradoras era casi una tarea diaria para mí. Pero a pesar de lo rutinario, dedicaba el tiempo suficiente a contestar cada una de las preguntas planteadas y asegurarme de explicar con claridad todas las ideas.

Nos alegró mucho un día recibir un correo de Bolt diciendonos que habíamos sido preseleccionados para su próximo programa de aceleración en España.

Eso significaba que 2 miembros del equipo debíamos irnos a España por varios meses, recibir las mentorías diarias, trabajar en el espacio de co-working y reunirnos con posibles inversionistas, en particular al final del período.

Luego de 2 reuniones exhaustivas, y de enviar documentos que demostraban nuestra actividad en el mercado, Bolt nos envió la carta de invitación. De inmediato comencé a hacer los arreglos para la estadía en España.

Qué es una aceleración de startups

Una aceleradora es una empresa que invita a startups a participar en programas educativos con el fin de afinar modelos de negocio.

Todos estos servicios los ofrecen, frecuentemente, a cambio de acciones en la startup, cuyo porcentaje varía, pero usualmente no es muy alto.

Además, usualmente la propia aceleradora invierte en las startups otorgando una suma de dinero a los fundadores al comienzo del programa para que puedan usarlo como capital de trabajo.

Algunas aceleradoras ofrecen sólo la instrucción y la inversión de su parte quedaría sujeta al desempeño de los fundadores u otros factores.

Pero en casi todos los casos las aceleradoras se encargan de organizar eventos de cierre con inversionistas, conocidos como “Demo Day“, para dar a conocer a las startups entre posibles socios que quieran invertir.

Existen aceleradoras de todo nivel. Algunas tienen como objetivo a startups apenas creadas, y ofrecen capital semilla para iniciar.

Otras requieren ver que la startup tenga clientes y que existan personas o empresas que estén dispuestas a pagar por los productos o servicios que ofrece la startup.

Algunas otras más como Techstars o Y Combinator invitan a startups ya establecidas con el objetivo de catapultarlas al mercado mundial.

Cómo es la aceleración en España

En España hay muchas aceleradoras, de todos los niveles. Muchas de ellas trabajan con fondos gubernamentales, lo que demuestra el interés de los gobiernos regionales, principalmente, en promover el espíritu emprendedor.

Como parte de la Unión Europea, las startups españolas también se pueden beneficiar de los programas de aceleración que existen, tales como Impact, que reúne talento de toda Europa para emprender usando software y recursos locales.

La aceleración en España suele buscar que la startup se incorpore en territorio español. Con frecuencia esto da más confianza a los posibles inversionistas, sobretodo en la etapa semilla de la empresa.

Además promueve el empleo en España, pues las startups requerirán nuevos talentos para desarrollar nuevas actividades o aumentar su radio de acción. Todo esto trae beneficio a las comunidades.

Sin embargo, hay que dejar claro que la aceleración en España todavía dista de ser como la de otros países tales como Finlandia, Inglaterra y Estados Unidos, donde incluso hay aceleradoras verticales que solo buscan potenciar un tipo específico de negocio.

Además las leyes migratorias y de impuestos no facilitan la creación de empresas.

Momentos buenos y momentos malos

Participar en un programa de aceleración normalmente trae la emoción de estar en otro país, conociendo gente talentosa de muchas culturas y recibiendo instrucción específica para el desarrollo de negocios en Internet.

Pero claro, hay que reconocer que en medio de la vorágine de eventos maravillosos, también habrá alguna dificultad.

Un momento feliz fue, sin duda, sentarse por primera vez en las oficinas que teníamos, con el fin de trabajar en el emprendimiento que me había llevado allí. En lo personal, los comienzos son muy importantes para mí.

La experiencia de aceleración en España - En la oficina coworking
En el espacio de coworking

Sin embargo, conseguir una casa fue un poco difícil. La razón principal es que la fecha coincidía con el inicio de las clases.

Mucha gente que tenia casas para alquilar quería encontrar un inquilino que se quedara un año entero. Así que alquilar por unos meses no era buen negocio.

Finalmente, tras una semana de intensa búsqueda, conseguí una casa a apenas dos cuadras de la oficina y una de la playa. Estoy seguro que encontré algo tan bueno, a un precio pagable, gracias a la ayuda de Dios.

Los primeros días fueron de adaptación. Tuvimos que entender las costumbres de la gente, donde hacer las compras, adaptarnos a los nuevos horarios, etc.

Pero las diferencias culturales solo hicieron que fuera más interesante la experiencia.

Otros momentos difíciles fueron las despedidas. Luego de varios meses de constante interacción y mucho trabajo, cada uno debía regresarse a su país.

Aunque queda el contacto, siempre me entristece pensar que es poco probable que vuelva a ver en persona a alguno de esos amigos.

Los amigos que hice

Compartí el periodo de aceleración en España con emprendedores de otros países, principalmente de Europa. Puedo decir que el grupo supo sacar lo mejor de cada uno y realmente nos unimos como un solo equipo.

Tuve el placer de trabajar con Aistè Gužaite y Leo Gaidukevic, de Unboxing; quienes venían de Lituania y son unos diseñadores extremadamente buenos.

También compartí bastante con Patrick van Ek y Junanto van der Veen, de Easbit; provenientes de Holanda y con muchas ganas de imponer el Bitcoin como moneda de uso corriente.

En el grupo de aceleración en España también estuvieron Alberto Iore (Italia) y Vivekananda Badiger (India), de Nice One; una aplicación para la reserva de mesas en restaurantes.

También fui compañero y vecino de Pavel Dudko y Anton Orlov, de Prove Your Skillz; un sitio web que usa inteligencia artificial para nivelar a los jugadores.

Al final también llegó Rustam Salavatov, de Life2Film, un software en línea para la edición automatizada de videos.

Algunas startups estuvieron en una modalidad remota, conectándose para todas las mentorías y asistiendo físicamente solo al final.

Ese fue el caso de Ales Jurancic, de Safer Child, quien provenía de Estonia. También Ronan y Niall Mc Dermott, de Irlanda y creadores de Challenge Club.

Emprendedores de startups españolas también hicieron presencia en el programa. Por ejemplo, estuvo Hugo Blanco, de Made in Spain, a quien todavía le debo el tomarnos un café.

Asímismo estuvo César Moreno, de Doctor Globally y Maite Viejo, de Flying Bizz.

La experiencia de aceleración en España - Los amigos que hice
Con los demás equipos, trabajando en el espacio de coworking.

Puedo decir con una inmensa satisfacción que uno de los mayores logros de este periodo de aceleración en España fue haber creado buenas relaciones, haberme hecho amigo de tantas personas tan talentosas, provenientes de diferentes países y culturas.

Era común que antes y después del trabajo nos reuniéramos a conversar. Además hacíamos comidas algunos fines de semana. Así fue como todos esos europeos terminaron comiendo arepas con reina pepeada.

Haber podido interactuar exitosamente con todos ellos durante ese tiempo me ayudó a conocer mejor al ser humano universal.

Podemos ser muy diferentes por fuera, y cada cultura tiene sus costumbres y valores. Pero en lo más básico, todos somos iguales.

Actividades con empresas locales

El despacho de abogados Cremades & Calvo Sotelo, oficina Málaga, que nos representaba legalmente para entonces, tuvo a bien invitarnos a un Desayuno Tecnológico el 26 de noviembre de 2015.

A la cita acudieron también otros emprendedores de diversas industrias. Todos con el propósito de hacer networking y aprender de las experiencias ajenas.

Desayuno Tecnologico en Cremades & Calvo Sotelo
Desayuno Tecnologico en Cremades & Calvo Sotelo

Asimismo, nos alegró mucho hacer una alianza con el Colegio de Médicos de Málaga, cuyo objetivo era poder confirmar mediante ellos que quienes se registraban en Satiu eran efectivamente médicos colegiados.

De ese modo damos más confianza a los usuarios.

Después de la aceleración en España

Se hizo necesario regresar a Venezuela tras la conclusión del programa de aceleración en España. He ido aplicando muchas cosas aprendidas en cada proyecto que me planteo.

Satiu no solo sigue vivo, sino que es este momento está en período de transición, con el fin de hacerlo más masivo. El inversionista Ariel Poler dijo algo muy válido en su mentoría:

“No puedes seguir todos los consejos que te den. Así que escucha todos y aplica algunos.”

Justo eso es lo que estoy haciendo con Satiu. Estoy seguro que aunque tome algo más del tiempo previsto, Satiu se convertirá en una aplicación web de renombre con alcance internacional y multilingüe.

Estoy tan seguro de eso como de que estuve en un programa de aceleración en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *