Durante 2016 tuve la excepcional experiencia de ser profesor de periodismo digital en la Universidad Arturo Michelena, en Valencia, Venezuela.

Creo que fue una experiencia grandiosa pues me obligó a traducir, en un lenguaje sencillo de entender, aquello que hago en el día a día.

Todo comenzó porque surgió una vacante en la Universidad. Uno de los profesores, mi amigo Gustavo Aguilar, tuvo a bien recomendarme con la Coordinadora de Comunicación Social, Dhamelis Díaz.

Cuando ella me llamo para ofrecerme la posición, acepté de inmediato, adicto como soy a los retos.

Ya tenía una pequeña experiencia dando clases, pues era el facilitador de los cursos de Redes Sociales y WordPress, para la academia de mi amigo William Arteaga.

Yo mismo había creado el contenido y material de apoyo de los cursos.

Pero los estudiantes a los que ahora enseñaría tenían unas expectativas mayores.

Quienes eran los estudiantes

Periodismo digital era, en su momento, una materia electiva para la carrera de Comunicación Social.

Todo parece indicar que pronto formará parte integral del Pensum, como en la mayoría de las universidades.

Los estudiantes que podían ver esta materia era quienes ya estaban en los últimos semestres de su carrera.

Así pues, en la sección que me asignaron había estudiantes de 8vo, 9no y hasta 10mo semestre. Varios estaban haciendo su tesis durante el mismo periodo.

Entonces había muchas expectativas sobre mi. Por una parte los estudiantes ya habían recibido clases de muy buenos profesores, a lo largo de su materia.

Por otro lado, el tema que se me había asignado, era algo un tanto desconocido, pues no habían tenido material anterior que les enseñara la parte digital del periodismo.

Para completar, yo mismo no soy periodista, sino experto en marketing y diseño web.

Así que dar estas clases fue todo un reto.

Que hice con cada una de las secciones de estudiantes

Decidí desde el principio actuar con justicia e imparcialidad con cada grupo de estudiantes y cada estudiante en particular.

Desde el principio plantee una política de puertas abiertas. Les di mi email y teléfono a los estudiantes, tal como lo hago en mi sitio web.

Algunos profesores me recomendaron que no lo hiciera, pues recibiría llamadas y mensajes a todas horas.

Aunque es cierto que algunos estudiantes llamaron y escribieron, no lo hicieron en horas inapropiadas o con exceso. Así que recomiendo a cualquiera que quiera ser profesor a ser amplio con sus alumnos.

Para interactuar con los alumnos me pareció que lo mejor sería hacer un grupo en hangouts, de Google.

Para algunos fue una idea innovadora, y resultó maravillosamente. Eso permitió contestar preguntas, a modo de foro, y compartir archivos.

El primer grupo

Todo fue más bien rápido. El fin de semana recibí la llamada ofreciéndome el cargo y el jueves siguiente ya estaba dando clases.

El primer grupo estaba compuesto por 20 y tantos estudiantes.

Se me ocurrió que sería una buena idea preguntarles porque habían inscrito la materia.

Algunos confesaron con mucha sinceridad que lo habían hecho porque no tuvieron otra opción. La materia electiva que ellos querían se había llenado.

También paso así con algún alumno del segundo grupo.

Pero me alegra mencionar que aquellos estudiantes que no habían tenido alternativa terminaron agradeciendo lo que al principio llamaron mala suerte.

El segundo grupo

Después de un breve periodo vacacional, volví a la Universidad para enseñar a periodismo digital a la siguiente sección.

Para mi sorpresa, esta vez tenía poco más de 50 alumnos.

Supongo que se corrió la voz acerca de la materia de periodismo digital, lo cual es un tema de interés para cualquier comunicador social.

Creo que algunos que vieron la materia en el semestre anterior, le recomendaron a sus compañeros que la inscribieran.

Pero la verdad es que no se porque hubo tantos estudiantes. Si tú, que estuviste allí, tienes alguna otra razón, escríbela en los comentarios.

Así que hubo que dividir las secciones, para que todos estuvieran cómodos en el salón de clases designado, y cada quien tuviera una computadora u ordenador para su uso.

El curso de la materia

A lo largo del semestre pude ver cómo los estudiantes pasaban de ser meros espectadores a participantes activos.

Mi objetivo en el aula fue siempre generar la discusión. Estoy seguro que la sabiduría colectiva puede llevar a grandes obras.

En general mi estilo es no hacer afirmaciones o dar respuestas, sino hacer preguntas. Eso motiva a los estudiantes a hablar, a participar.

Mi metodo fue siempre hacer que el estudiante se viera obligado a pensar en la materia en estudio. Por eso en vez de respuestas directas a preguntas concretas, pedía opiniones.

Claro, cuando ya han dicho lo que piensan es necesario aportar razones para hacer las cosas de una u otra manera. Entonces el profesor habla después de los estudiantes.

Además, ¿porque limitar la investigación y la discusión a solo las horas de clase? Para extenderla, en cada presentación de cada clase, incluía una sección llamada “Para saber más“.

Reprobar a un estudiante

Aunque me hizo sentir mal, tuve en cada uno de los semestres, que reprobar a algún estudiante.

Si no había completado las tareas asignadas, sin razones mayores, era simplemente lo justo que reprobara la materia.

Sin embargo, me alegro ver que en todos los casos, quienes reprobaron reconocieron abiertamente que no merecían pasar la materia.

No intentaron algún medio no convencional de obtener una mayor calificación. Y me agradecieron por haber sido su profesor. Espero que la hayan pasado en el siguiente semestre.

En fin…

Ser profesor es una experiencia formidable. Te ayuda a pensar siempre en cómo ayudar a los demás.

Yo creo que, si tienes la mezcla de ser bueno en algo y te gusta enseñar, ser útil, eres buen candidato a ser profesor.

Para despedirme, me gustaría mostrarte algunas fotos de ese tiempo. ¿Estuviste allí? Di lo que recuerdas en los comentarios.

 

pensamientos de 6 \"La experiencia de ser Profesor de Periodismo Digital\"

  1. Un honor verdaderamente ver clases con un profesional como usted; sus métodos son muy buenos e innovadores!! Aprendí mucho y aún aplico esos conocimientos.. Es de esos pocos profesores que uno agradece a la vida, y a la universidad, por hacer conocido!

    Gracias!

  2. Hace días recibí su correo, apenas leí el título me pareció interesante y dije: “Debo leer esto”, no lo hice al momento, estaba ocupado con el trabajo de grado, de hecho aún estoy en ello. Hoy decidí leerlo y recordar las clases que usted impartía, las cuales eran realmente útiles para mi carrera como profesional en la comunicación.

    La interaccion que tenía hacia nosotros (los alumnos) fue muy dinámica, no es lo mismo a que un profesor te pregunte directamente algo que seguro no sabes a qué te pidan una opinión y eso te lleve a una respuesta que tenga que ver con la materia.

    Hace dos meses hable de usted y alguien me comentó que se había retirado de la universidad, algo realmente mal porque profesores como usted no se consiguen tan fácil, además de su alto conocimiento que posee en marketing y diseño web y la excelente pedagogía que tiene son piezas claves para decir “Un excelente profesor”.

    Gracias por enseñarme a mí y todos los que realmente se abocaron a hacer sus asignaciones, saludos, éxitos y Bendiciones.

  3. ¡Qué gran experiencia!, ¡¡y los comentarios de los alumnos lo dicen todo!!, me gusto mucho el artículo, ¡¡muchas gracias por compartirnos esta interesante vivencia Jonathan!!. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *